Desde el Estigia y a través del Leteo.

Soy Pepe y estoy aquí, ¿puedes verme? Sólo quiero mirar y hablar un poco, mirando a través del río terrible que es el Estigia, y pasando con cuidado por el Leteo, que en cualquier momento y descuido se comerá todos los recuerdos.

Mi foto
Nombre: Pepe
Ubicación: Ninguna, Región este.

Érase yo, y me perdí, desde entonces vago. Me gusta platicar, me gusta admirar, me gusta contar, y si no hay nada más, vamos a gritar. Si la tranquilidad es adecuada, dormiré, mayor delicia no hay.

martes

Miedo.

*Shiver*

Y andando por el camino, tomaste una y otra vez lo que más querías. Andando por el camino, paseaste por donde quisiste. Y al final del camino, no había nada. Había vida, había que seguir, pero no había camino. En medio de la nada, sobrecogido por tu pequeñez, te acuclillaste, no querías mirar, era todo tan grande. Y lágrimas querían brotar de tus ojos, era miedo, no había a dónde ir, todo punto, toda dirección era la misma. No había camino. Y tenías miedo.

Me gustan las competencias, las peleas, la violencia... Pero no en todas sus modalidades. Será que siempre me preocupé demasiado por los sentimientos del perdedor. Que siempre aborrecí esas tácticas poco honorables, todo por ganar. Y siempre está ese temor a ver una ruptura total... ¿Ruptura de qué? Ya sabes, esas legendarias peleas entre amigos que terminan con amistades que nacían desde la infancia y creaban enemigos de toda la vida. No recuerdo caso en el que yo me hubiera involucrado, pero he sabido de personas, de hechos reales por encima del estereotipo televisivo... Nunca entendí bien por qué esas peleas, y creo que de ahí me nació la desconfianza. Una desconfianza a que después de la necesaria pelea y desahogo de almas todo se pierda, los oídos se cierren y los corazones se endurezcan. Y todo acabe por orgullo y terquedad.

El círculo eterno de la venganza... El eterno clamor de la guerra... ¿No han sido acaso por la falta de voluntad de las personas? ¿Por no querer entender al otro? ¿Por preocuparse más por un daño real o fingido que por el futuro?

Las peleas me agradan, sacas lo mejor de tí, tratas de mejorar, todo sea por estar a la par, por superar al rival. Pero... no todos pueden acabar una pelea, una sonrisa sin importar el resultado, e irse juntos, platicando sobre rojas que se ven las nubes en el atardecer.

"Casi tan rojas como tu herida" dirá riendo uno.

Nos vemos.

1 Comments:

Anonymous lizzy said...

Ha... había escrito algo pero se fue la conexión... supongo que se peleo con mi compu...

era algo así como que las peleas son las fricciones entre personas y porque no somos lisos pa no hacer fricción pero pos es lo que nos hace diferentes... aún aunque la pelea sea de juego es aquello en lo que son diferentes por lo que se pueden dar sin que el otro conozca todos tus movimientos...o quien sabe

00:13  

Publicar un comentario

<< Home