Desde el Estigia y a través del Leteo.

Soy Pepe y estoy aquí, ¿puedes verme? Sólo quiero mirar y hablar un poco, mirando a través del río terrible que es el Estigia, y pasando con cuidado por el Leteo, que en cualquier momento y descuido se comerá todos los recuerdos.

Mi foto
Nombre: Pepe
Ubicación: Ninguna, Región este.

Érase yo, y me perdí, desde entonces vago. Me gusta platicar, me gusta admirar, me gusta contar, y si no hay nada más, vamos a gritar. Si la tranquilidad es adecuada, dormiré, mayor delicia no hay.

miércoles

Nuestros muertos.

¿Tienes muertos Karl?

Asistiendo a la misa fúnebre acepté la tristeza. El ambiente me hizo comprender el dolos, ver las lágrimas me hizo entenderlo... después de todo, son nuestros muertos.

¿Y cuáles son nuestros muertos? ¿Por qué nos los apropiamos? ¿Por qué los extrañamos? Ha de ser cosa del alma... Porque es algo que sólo se sabe sin más.

"Quedan vacíos" dijo el sacerdote, y tenía razón... "Se me fue" alcancé a oír por ahí...

Pensé en los muertos, en nuestros muertos... Yo aún no tengo muertos propios, pero comencé a entender.

Vi una película, la tumba de las luciérnagas... Una película sobre nuestros muertos... Sobre la guerra y los muertos que deja, los muertos que no escuchamos que claman por un alto a la barbaridad...

¿Por qué olvidamos a nuestros muertos, por qué no oímos lo que dicen?

Sólo los recordamos para sufrir por ellos, como si fuera ése su deseo, como si no deseasen que aquellos que quedamos vivos fuéramos felices y viviéramos en paz.

Pensando en nuestros muertos me entristezco... pero pensando en nuestros vivos, me entristezco aún más.

¿Sólo ves el vacío de tus muertos, no ves lo que te dejan?

No son sólo ecos...

Nos vemos.

1 Comments:

Blogger maru said...

¿Recién nos acordamos de ellos cuando ya están muertos?

Entonces habrá que visitar también esos dos cementerios, el de los vivos muertos y el de los que ya se fueron.

Menos mal que sigo viva...

16:30  

Publicar un comentario

<< Home