Desde el Estigia y a través del Leteo.

Soy Pepe y estoy aquí, ¿puedes verme? Sólo quiero mirar y hablar un poco, mirando a través del río terrible que es el Estigia, y pasando con cuidado por el Leteo, que en cualquier momento y descuido se comerá todos los recuerdos.

Mi foto
Nombre: Pepe
Ubicación: Ninguna, Región este.

Érase yo, y me perdí, desde entonces vago. Me gusta platicar, me gusta admirar, me gusta contar, y si no hay nada más, vamos a gritar. Si la tranquilidad es adecuada, dormiré, mayor delicia no hay.

domingo

Cuando el mundo pierde sentido...

Si Frank, el mundo no tiene sentido.

El otro día oí a mi abuela hablar con un fontanero... Se contaban el uno al otro sendas historias que yo dudaba quisieran oír, pero aún así, ahí estaban, viéndose a la cara, y cuando uno contaba una historia y exponía todos sus puntos de vista y razones, el otro contestaba de manera similar con otra historia que poco o no mucho tenía que ver, exponía todas sus razones y cada punto de vista, y luego era probable que cada uno repitiera palabra por palabra todo lo que ya habían dicho como por mandato de alguna extraña obligación de cortesía.

Yo no entendí nada...

Sentí como si de repente me diera cuenta que estaba en un mundo extraño y desconocido y no pudiera entender nada de nada porque jamás había vivido en ese mundo extraño y bizarro. Lo que yo hubiera considerado normal era inexistente, y lo que yo consideraba absurdo resultaba ser necesario...

¿Saben? Es bastante cansado tratar de vivir en semejante mundo. Al principio decidí vivir a mi manera, pero resulta que no trae buenos resultados, además de que se hiere a personas cercanas. Pero cuando no se conocen las reglas del juego, jugar es horrible... no saber cuando hablar y cuando callar, cuando se debe saludar con un mero ademán y cuando hasta con beso en la mejilla, qué se hace en tal situación y qué en la otra, en resumen... ¡no entiendo nada!

Y aquí quedé encerrado.

Si tuviera un poco menos de orgullo podría tratar de aprender, pero no, no quiero. Ya me siento bastante mal tratando de seguir un poco el juego, sólo un poco, y me siento traidor a lo que sea que haya jurado lealtad antes. No hay duda de que no entiendo nada...

Nos vemos.

5 Comments:

Anonymous La verdad said...

No es cuestión de exeso de orgullo el no querer aprender algo absurdo.
La vida cambia, preguntale a Parménides, los protocolos de la sociedad, también, a lo mejor eso es lo que llaman brecha generacional o evolución, o tradición, como sea que se le llame , no es necesario, mejor sonrie y pon cara de menso.
Así no fallas, a lo mucho diran que eres "rarito" queer, pero eso ahora resulta ser cualidad.

23:00  
Blogger maru said...

Si te sientes tan extraño viviendo en un mundo en el que te auto-declaraste extranjero, ¿por qué no te vas a un país donde decir "por favor" es señal de poca cortesía?

Mientras estés aquí serás tú el que deba adaptarse al modo de vivir de la gente, no al revés. Te guste o no, son las reglas del juego (aunque no hayas elegido jugar, participar, etcétera, blablabla...)

PS: ¿Palabra del día: cortesía?

00:17  
Blogger Cheshire said...

Hola.... aprender a jugar tiene su dificultad claro está, pero cuando aprendes a jugar vienen sus ventajas, una de las que te podría gustar es que las cambias y la gente no se da cuenta :P


Saludos!!

17:26  
Blogger Nachitaxxx said...

no todo es tan malo, piensa que si no sabe,s el hecho de aprender autodidactamente te da la posibilidad de reinventar algunas cosas... todo es cosa de verle e lado entretenido
(día positivo :) )
cariñoz don pp

21:57  
Anonymous el gato miau said...

PpppPp ppp pp pPPppPpP P P
p pp pp
P

22:35  

Publicar un comentario

<< Home