Desde el Estigia y a través del Leteo.

Soy Pepe y estoy aquí, ¿puedes verme? Sólo quiero mirar y hablar un poco, mirando a través del río terrible que es el Estigia, y pasando con cuidado por el Leteo, que en cualquier momento y descuido se comerá todos los recuerdos.

Mi foto
Nombre: Pepe
Ubicación: Ninguna, Región este.

Érase yo, y me perdí, desde entonces vago. Me gusta platicar, me gusta admirar, me gusta contar, y si no hay nada más, vamos a gritar. Si la tranquilidad es adecuada, dormiré, mayor delicia no hay.

sábado

Compra y venta de clichés.

Ahm... hola Frank:

Se supone que esto no debería de estar pasando. Digo... me habían cortado el internet, ¡vi la página que decía "su servicio fue suspendido"! Pero... aquí estoy... tal vez tuvieron compasión de mí... tal vez son ávidos lectores de este humilde blog, tal vez... tal vez tengo demasiada imaginación.

En verdad que soy distraído, yo jamás noto cuando una animación está siendo racista o cosas de ese estilo. Recuerdo que en capitán Planeta el latino, Mati era pequeño y su poder era el menos destructor, aunque algunos dirían que era el más importante, siendo el Corazón. Como fuere, recuerdo que la veía y me gustaba, ahora no creo que la aguante mucho por las maneras tan tontas y predecibles en que derrotan a los villanos.

Hablando de villanos, ya luego hablaré de mi ancestral simpatía por estos odiados personajes.

Hablaba de que hablaría de lo tontas que son algunas historias... Pero aún así las compramos, y es que, siendo honestos, nos gusta pagar para ver y escuchar lo que queremos ver y escuchar. Así, no importa que tan inverosímil sea, queremos que la muchacha pobre encuentre el príncipe azul que la sacará de desgraciada (pues la pobreza es una desgracia, la peor) y la amará por toda la eternidad sin importar nada, sólo queremos proyectarnos y engañarnos un rato con una dosis de irrealidad casi ridícula.

Las telenovelas, o teleseries, o melodramas o como se llamen (soap operas en inglés, ¿a quién se le ocurrió el nombre?) son un caso muy representativo y es que vaya que son tontas. Yo nunca las veo, jamás. Pero hace poco miré dos pequeños fragmentos que me convencieron de que mi resolución es correcta. Con un pésimo argumento y con diálogos no sólo trillados, sino además estúpidos, no llego a comprender que sea tan gustadas semejantes aberraciones... pero si vamos a los hechos, tienen éxito, lo que significa o que eso es lo que les gusta ver, o tal vez, que están demasiado aburridos.

Los que defendemos al mangánime (animación e historieta japonesa) estaríamos tentados a decir que en este rubro sí hay verdaderas historias con una trama bien pensada, diálogos astutos y temas más allá del simple estereotipo ñoño de historia*, pero no siempre es cierto y si analizamos a fondo, sólo se aplica a algunas pocas historias de los millares que hay.

*Historia ñoña clásica: Hombre y mujer se encuentran, se enfrentan a problema que a veces es bastante interesante, lo resuelven de la forma más absurda, y un final donde todos salen felices y contentos, cantando y haciendo alguna broma final. Si a usted se le ocurre alguna otra forma de expresar esta estereotipada ecuación, le invito que la comparta con nosotros.

Así que admitámoslo, no son pocas las veces que caemos en la tentación de ver o leer o escuchar una historia insulsa, sí, pero que nos dice letra a letra y palabra a palabra lo que queremos escuchar.

Es una forma de darnos esperanza, al escuchar de boca de otros nuestros deseos (lo que por alguna extraña razón les da un cierto estatuto de verdad), el creer que las cosas más inverosímiles, tal vez se realicen como en aquella historia que escuchamos hace tiempo y donde todos, sin excepción, vivían felices para siempre:

Érase una vez un "nos vemos".

3 Comments:

Blogger Cheshire said...

tal vez le cortaron internet a tu vecino y tdavía no se dan cuenta del error, jaja
Del resto, no puedes tener más razón, y si lo pensamos, creo, la idea es esa, pagar para que veamos, escuchemos o leamos lo que queremos, incluso en las tragedias o dramas (que suelen ser trillados tb), la idea es que queremos eso. Tal vez triste, pero la verdad creo yo...


Saludos!!:D

09:50  
Blogger Nachitaxxx said...

las sorpresas son entretenidas... pero estamos mas acostmbrados al ejercicio mental de ver algo que hemos visto siempre y predecir el final para sentrte clarividente y no ver tu rutina pegada al cuadrado televisivo, sino ver lo que siempre quisiste hacer para romperla unque fuera idiota y nunca te atreviste.
cariñoz sr pepe!

12:10  
Anonymous La dueña del gato miau said...

Lo confieso: leí dos veces tu post y no entendi qué es lo que estaba leyendo. ¿De monos?, ¿de cómics?, ¿de teleseries?, ¿de historias ñoñas?

Hay una cabeza flotando mirándome desde el otro lado de la ventana.

20:28  

Publicar un comentario

<< Home