Desde el Estigia y a través del Leteo.

Soy Pepe y estoy aquí, ¿puedes verme? Sólo quiero mirar y hablar un poco, mirando a través del río terrible que es el Estigia, y pasando con cuidado por el Leteo, que en cualquier momento y descuido se comerá todos los recuerdos.

Mi foto
Nombre: Pepe
Ubicación: Ninguna, Región este.

Érase yo, y me perdí, desde entonces vago. Me gusta platicar, me gusta admirar, me gusta contar, y si no hay nada más, vamos a gritar. Si la tranquilidad es adecuada, dormiré, mayor delicia no hay.

martes

Materia de deseos.

Frank y asociados:

Ayer dije que lo haría pero... ¿no será ya mucho? Bueno, digamos que con esto termino, así que por favor no me odies, veamos lo último que se me ocurre sobre los deseos...

Decía que creo que hay deseos imposibles y que al mismo tiempo los deseos se realizan... Lo digo basándome en la vida, hay gente que nunca conseguirá sus deseos sin importar lo realizables que sean, mientras que otros obtendran algunos de los más difíciles y cotizados. Me hace preguntarme sobre quién decide que algunos deseos se cumplan y otros no, pues podríamos hablar que todo depende del azar, pero entonces... ¿cómo es que algunos consiguen lo que quieren tarde o temprano de una u otra manera y otros no? Pero... ¿y si todos los deseos se cumplen? ¿Qué tal si eso fuera, y el error de apreciación radica en que no sabemos lo que deseamos? Porque hay deseos y hay caprichos que alguna diferenica tienen entre sí.

Saber lo que en realidad deseas parece complicado... el mar de confusiones que reina en mi interior no me deja saber con certeza lo que siento, ¡han pasado varias ocasiones en que los demás me tienen que decir cómo me siento porque yo no percibo nada de mí! Con esas habilidades mías, ¿cómo quiero entonces saber lo que deseo?

Recordando un poco de filosofía oriental, los deseos son la causa de la infelicidad... Si lo pensamos, resulta que tienen razón. Nos resulta casi inconcebible vivir sin deseos, "son los que nos mueven" decimos a cada momento. Pero tal vez no sean indispensables, o tal vez sea menester aprendr a desear, desear aquello que es bueno y que bien te traerá sin importar si se cummple o no... eso parece cierto, si alguien lo pone en práctica, que me diga si funciona o no.

Yo me despido... nos vemos Karl.

Casi lo olvido... ¿cuál es tu deseo? ¿Ser real? ¿O permanecer imaginario? Y es una pregunta que yo no puedo responder...

1 Comments:

Anonymous Lizzy said...

Sí, los deseos e ilusiones son las causas de las tristezas...

¿Pero qué sería de la vida sin ellos?
Una vida feliz ja! e insulsa

23:08  

Publicar un comentario

<< Home