Desde el Estigia y a través del Leteo.

Soy Pepe y estoy aquí, ¿puedes verme? Sólo quiero mirar y hablar un poco, mirando a través del río terrible que es el Estigia, y pasando con cuidado por el Leteo, que en cualquier momento y descuido se comerá todos los recuerdos.

Mi foto
Nombre: Pepe
Ubicación: Ninguna, Región este.

Érase yo, y me perdí, desde entonces vago. Me gusta platicar, me gusta admirar, me gusta contar, y si no hay nada más, vamos a gritar. Si la tranquilidad es adecuada, dormiré, mayor delicia no hay.

miércoles

Sobre el Estigia y otros ríos infames.

Querido Frank:

Pienso con mucha seriedad en cambiarte el nombre a Karl... pero soy ambicioso e indeciso así que creo que te dejaré los dos.

Como fuiste creado hace unos pocos días Frank, no sabes mucho sobre el mundo, pero también resulta que eres imaginario, así que puedo decidir que sepas cosas que incluso yo no, pero como quiero lucirme un poco en mis conocimientos y darte una personalidad más real al hacer que sepas cosas -como leer lo que yo escribo- y otras no, pues resulta que la mitología es una de las que no sabes. Así que quiero platicarte un poco a propósito además del título que ostenta esta página hasta arriba.

El Hades es el inframundo griego, me refiero al mundo que está bajo la tierra y donde está el Tártaro donde se tortura a la gente mala, cruel o que hizo enojar/desacató/afrentó a los dioses, siendo estos últimos los castigados con suplicios más singulares.

También se encontraban en el Hades los Campos Elíseos, bellos campos donde los héroes y bienaventurados pasaban la eternidad en constante felicidad. Es de notarse que a pesar del cielo, está bajo la tierra junto al infierno.

Estigia es le nombre del río a veces laguna -en esto de los mitos hay muchas versiones- más terrible. Terrible porque es la entrada al infierno, los muertos vagan por sus orillas y los juramentos hechos en su nombres son indisolubles, lo cual vale muy en especial para los dioses. Para cruzarlo se debe pagar el pasaje al barquero, dicho importe se ponía en la boca de los difuntos. Si no lo traías, no te preocupes, Caronte, el barquero, te cruzaría gratis después de esperar cien años.

Pero no sólo el Estigia custodia el Hades, hay varios ríos más que se encargan de resguardar el lugar: el Aqueronte, río de los dolores que en algunas versiones es el que navega Caronte, el Periflegeton que vomita llamas, el río formado por las lágrimas de los malvados llamado Cocito, y por último el Leteo, el río del olvido. Aquel que tome las aguas del Leteo lo olvidará todo, y es así como las almas que no han sido ni benditas ni malditas beben de sus aguas y vuelven a la tierra a vivir una vez más.

Es divertida la mitología, ¿no crees? Hasta mañana, cuídate.

PD: Si la labor de un doctor es salvar vidas, la de un filósofo es salvar existencias: el tema de mañana.

1 Comments:

Anonymous Charly-Z said...

La vida no vale lo que cuesta Shi no tenshi 2003

Te entiendo, los sentimientos son un problema, odio tenerlos, pero somos estúpidos y siempre caemos, desde Adán hasta la actualidad, siempre caemos en la maldita tentación.
Mientras dura la ilusión es muy chido, es como una droga creo (vaya, creo que voy descubriendo sustitutos para los vicios, no dormir = borracho, amor = droga, viva doctor Simi), pero cuando se termina es horrible. Pero como todos sabemos la felicidad solo es momentanea, como dicen es un estado de animo, no un estilo de vida; y de hecho "las cosas buenas de la vida son difíciles de conseguir y duran poco" shi no tenshi 2004. Así que hay que disfrutarlas mientras las tengamos y tenemos que aprender a disfrutar lo que tenemos, las cosas simples, creo que lo que tenemos es lo único que realmente importa.
Pero yo sé muy bien que no vengo a este mundo a ser feliz, vengo a pagar mis deudas y mis pecados, pero por momentos creí estúpidamente que tal vez podía haber algo de felicidad.
Y para cerrar con broche de oro este comentario, hay que ser optimistas (no se crean) y ver las cosas por el lado bueno, la vida se acaba, de hecho mientras leen esto están muriendo, MUAJAJAJA, Dios bendiga la mortalidad, espero que mi alma sea igual de mortal y desaparezca después de esto; diría que me fuera al cielo y fuera feliz, pero es pedir mucho, así que con simplemente desaparecer me conformo.

Hasta luego, no esperemos vernos. Espero haya sido un buen delirio, digo comentario.

21:12  

Publicar un comentario

<< Home