Desde el Estigia y a través del Leteo.

Soy Pepe y estoy aquí, ¿puedes verme? Sólo quiero mirar y hablar un poco, mirando a través del río terrible que es el Estigia, y pasando con cuidado por el Leteo, que en cualquier momento y descuido se comerá todos los recuerdos.

Mi foto
Nombre: Pepe
Ubicación: Ninguna, Región este.

Érase yo, y me perdí, desde entonces vago. Me gusta platicar, me gusta admirar, me gusta contar, y si no hay nada más, vamos a gritar. Si la tranquilidad es adecuada, dormiré, mayor delicia no hay.

miércoles

Siempre...


Siempre pensé que viviría pasados los ochenta.

Ahora pienso que me quedaré en los cuarenta.



¿Qué pasará entonces que acabará con mi vida?

Simplemente me parece mucho tiempo.

Los años que llevo de vida han transcurrido con extraña pero común diferencia. Digo, a la mayoría de la gente le pasa. Los años de la niñez pasan con cierta lentitud, una semana parece interminable y por más que pasan los años todo parece de alguna manera seguir igual.

De pronto, los años comenzaron a escurrirse por los dedos y las cosas a cambiar con rapidez al tiempo que permanecen iguales. Ésa es una frase común mía "mientras más cambian las cosas, más siguen igual".

Pero en este caso... veinte años más de esta vida... me suena como el tiempo suficiente para acabar mis asuntos pendientes.

Y si no los acabó, entonces ni otros treinte o cincuenta años serían tampoco suficientes.

¿Qué sentido trato de buscarle a todo esto?

Siempre me he sentido muy resentido con todas las historias y novelas que leí cuando chico. Me hicieron concebir un mundo donde existe la verdad y donde el bien gana al final... el mundo que ahora descubro es más bien caótico y donde todo depende del simple azar. Y entonces ahora me enojo cuandi sigo viendo esas mismas historias de esperanzas imposibes.

Simplemente quiero una prueba de que algo así es posible. De que puede existir el destino y de que algo ineresante me aguarda.

Y mientars sigo caminando, ahogándome de cuando en cuando en culpas, en arrepentimientos por cosas que no intenté y que de todas formas no habría podido realizar.

No entiendo muy bien...

Pero veinte años más me pareecen suficientes. Y lo único triste es que acaso me aterre al llegar a aquél tiempo y piense en este vaticinio que me dedico ahora.

La nada me sigue aterrando pero... sólo será cuestión de un momento, ¿no?

Veremos qué pasa.

2 Comments:

Anonymous Lizzy said...

Yo diría, que muchas, muchas veces, más que el azar son las relaciones que fraguas... Si bien el azar en algunas cosas son determinantes, en otras, los finales felices, los asuntos pendientes, son cuestión de tener..."palancas"?? o.."amigos" Si bien esto pareciera solo aplicable a una cola en el SIAPA, me he dado cuenta con los años que no sólo para eso, sino hasta para cosas que ni uno se imagina...

00:35  
Anonymous Anónimo said...

A veces la edad junto con el cliché que la sociedad le da a los "cuarentas" puede afectarnos mucho, si hiciste o no hiciste cosas que hubieras querido hacer antes, ¡¿Qué importa?! no lo puedes cambiar, y arrepentirse o deprimirse no es la solución! en ves de eso deberías crear nuevos caminos, nuevas rutas que salgan de lo común en tu vida. Yo se que este mundo es un caos, pero.. ¿para que verlo de ese modo no crees? tiene sus cosas buenas, hay muchas personas buenas aquí y lo sabes! personas que viven en el presente y no en el pasado!
Y por cierto... por favor no hagas algo estúpido como suicidarte, porque algunas de tus entradas me dejan con un mal sabor de boca sobre ti..
-"Anónimo" :)

01:16  

Publicar un comentario

<< Home