Desde el Estigia y a través del Leteo.

Soy Pepe y estoy aquí, ¿puedes verme? Sólo quiero mirar y hablar un poco, mirando a través del río terrible que es el Estigia, y pasando con cuidado por el Leteo, que en cualquier momento y descuido se comerá todos los recuerdos.

Mi foto
Nombre: Pepe
Ubicación: Ninguna, Región este.

Érase yo, y me perdí, desde entonces vago. Me gusta platicar, me gusta admirar, me gusta contar, y si no hay nada más, vamos a gritar. Si la tranquilidad es adecuada, dormiré, mayor delicia no hay.

domingo

Recuerdos no requeridos, el principio y deseo de vivir.

Frank... muero...
Karl... ¿crees que es infantil?
Elyah... haz que paren por favor...

Los olores te traen recuerdos de todas partes y momentos. Son uno de los activadores de recuerdos más fuertes. En mi caso, los hay de dos tipos, o los que me recuerdan algo más o menos específico (tal como mandan las leyes de la biología humana), y aquellos que sólo me tragan y me llenan de melancolía mientras no tengo oportunidad alguna de averiguar qué es lo que me recuerdan, sólo hay sentimientos sin recuerdos.

Toso, y toso de nuevo. No para... estoy enfermo... pero es el presente, hace unos días, era el pasado. Los recuerdos regresaron, muchos recuerdos, más de los que creía me quedaban y más dolorosos de lo que imaginaba. Estaba débil yo, es cierto. Pero dolían, y llegaban unos tras otros. Uno suele tener ciertos recuerdos privilegiados que saca y llama para todo, pero esta vez fueron otros recuerdos, ¿estaré cambiando, algo dentro de mí se habrá mudado y cedido su lugar?

*cough*

Recuerdos de mi hermano... nunca me llevé bien con él... pero siempre fui un maldito, nunca pensé, siempre lo vi como un estorbo, como un ser malvado y vicioso. ¿Por qué soy tan injusto?

Recuerdos de mi abuela, de la niñez, recuerdos que se fueron y dejaron vacío...

¿Por qué volvieron?

Lo siento... los quiero, pero ese día...

Todo está perdido...

Lloré...

No es cierto.

Me hubiera gustado.

Pero no lo hago, no es algo que pueda hacer.

~o~

Entre reverencia y obsesión, la animación, las caricaturas toman posesión de mi tiempo de vida. ¿Quién fuera a pensar que me volvería en esto? Pero... recuerdo algo...

Hace muchos años, muchos más de los que aprendí a contar (contar en años es diferente a contar números naturales), estaba yo frente a mi videocasetera Beta, mirando una película sobre la Biblia. Estaba la colección completa, o bueno, la colección era grande. A mí me gustaban todas las que tuvieran animales incluidas, así que era obvio que mi favorita era la de la creación, Adán y Eva, una serpiente estilo dragón y "Dios vio que era bueno". En un momento crítico, Adán yace dormido y un hermoso pájaro da un gracioso giro en el aire, desciende al bosque y despierta a nuestro venerable antepasado para que después nos condene a todos. Aquel pájaro, aquel giro me parecían preciosos. Trataba de poner Pausa en el momento crítico, pero nunca lo lograba. Ya sabía algo de la teoría de la animación, así que me preguntaba si aquel cuadro que yo buscaba sólo era hecho por mi mente. Pero veía una y otra vez, tratando de fijar la imagen en mi mente para después algún día reproducirla.

Las imágenes... mis imágenes... mi imaginación... el movimiento... el sentimiento...

Tal vez siempre fui lo que soy.

Soy...

~o~

Me rompió el alma... temblé... estaba emocionado... la desesperación... qué delicia... Una persona, ficticia, desesperada, pidiendo vivir, llorando, la voz quebrada... Qué lindo... Eso es lo que me agrada... Sentimientos... Y el final... Junto al tictac del reloj... se pone el sol... se para el reloj... y se acaba... la vida.

¿Yo...?

...en el fondo...

¿Deseo vivir?



Nos vemos.

2 Comments:

Anonymous Lizzy said...

Haciendo un poco de retrospectiva...
No, no es cierto.

El comentario de tu hermano me recordó a mi. Yo ahora pienso eso de mi hermano...apenas jajaja...
Cuando éramos pequeños pensaba otra cosa, tal vez es que éramos otras personas.

Ha... esa vida. A veces pienso que el encontrarle sentido es lo más complicado...y aburrido. A veces no pienso eso y pienso mil cosas amenas sobre ella... Pero hoy no es una de esas veces.

00:03  
Anonymous Anónimo said...

Tos, olores, melancolía, recuerdos, sentimientos reprimidos que vuelan como pajaro en el eden.
La garganta se te atrofia de tantas lagrimas acumuladas, suenate, lagrimea aunque no tengas razón ni motivo.
Juega a llorar, se libre, vuela como pajaro del eden a la tierra prometida o al mundo en que realmente vives, es igual entodos los mundos se llora y en ninguno queires llorar

18:50  

Publicar un comentario

<< Home